domingo, 3 de abril de 2016

Sólo palabras

Qué me quieren decir…cuando en la etiqueta señalan las desgastadas palabras de selección de la familia, reserva seleccionada, pago seleccionado, vendimia seleccionada, cuvée especial, autor, añada especial o single vineyard.


Son menciones que no dicen nada  y que se han establecido como una especie de sello de calidad  superior que en la mayoría de los casos no se aproxima a su contenido.

Es como si se tratara de distraer aún más a un consumidor que cada vez está más alejado de la realidad del vino. Deberíamos hacer que el vino sea la grandeza de lo cotidiano, ya que representa emociones fugaces que sobrepasan el contenido de una botella, que nos hace viajar a territorios imaginarios,  palpar el esfuerzo e ilusiones de sus creadores, nos une y  lo más importante nos da placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario