sábado, 29 de agosto de 2015

Adega Cachín, nobleza de viticultor.

Desde la carretera que une la Ribeira Sacra de Lugo y Ourense, en Abeleda, A Teixeira, se visualiza la fachada de “Adega Cachín”. Junto a su portal, una vieja prensa anuncia que son gente hacedores de vino. Unos metros atrás  casi oculta se pueden divisar los vertiginosos bancales que sostienen  las cepas de la reluciente finca “Peza do Rei”. Desde ahí se contempla el monasterio de San Paio que data del siglo XII, de estilo románico, imagen de la etiqueta de los vinos “Peza do Rei”. 

César Enríquez Diéguez, conocido por los amigos por su mote familiar “ Cachín”, es un viticultor humilde, cercano, comprometido, puro, tradicionalista con lo que hace y lo que es más importante, que es una persona excelente. Cuando habla de sus vinos  se emociona, él hace que el mundo del vino sea sencillo. Su filosofía  es que el vino se hace en la viña y el hombre sólo puede echar una mano.

Toda la magia está en su parcela “Peza do Rei”, donde los trabajos en el viñedo se hacen a mano, llevando a cabo controles exhaustivos, con el fin de obtener uvas sanas y de buena calidad, para crear vinos singulares, capaces de transmitir todo el carácter de su finca.


Adega Cachín comercializa tres vinos: Peza do Rei  Godello, un blanco jovial, es como beber un zumo de frutas, agradable y seductor. Peza do Rei Mencía es la expresión de su origen, delicado y frutal. Y de escasísima producción  Peza do Rei  Mencía con un año en barrica  y  seis meses en botella antes de salir al mercado, es un vino para degustar con calma y si es posible con buena compañía, cada copa va a tener  un encanto especial.

Cabe destacar que el vino Peza do Rei Mencía fue  seleccionado por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, para la  cena de gala del día de la hispanidad en dos años consecutivos, una condecoración y gran reconocimiento a toda una trayectoria en constante búsqueda de la calidad, sin altibajos, para su creador César Enríquez Diéguez.

lunes, 10 de agosto de 2015

Vilerma, expresión de su viñedo

La propuesta de hoy es más que una presentación, me gustaría que sea un pequeño reconocimiento a personas que han trabajado muchos años en la difícil tarea de cultivar uvas y que en cierto modo abrieron camino a una nueva generación de productores que han apostado por recuperar la cultura única y milenaria de los vinos del Ribeiro, consiguiendo reconquistar el prestigio de antaño y disfrutando en la actualidad de un momento espléndido en el que se respira tipicidad y mucha vida.

Una mirada atrás

Bodega Vilerma  fue fundada en el año 1977 por Arsenio Paz, una persona muy entrañable, comprometida con  revalorizar la esencia que encierra la región del Ribeiro.

Al explorar en viejas  guías de  vinos de la década de los 90, mencionan a Bodega Vilerma  por su buen hacer, y reconocen su gran apuesta por la comercialización de  vinos de calidad, de uvas  autóctonas como Treixadura, Loureiro, Lado, Torrontés y Albariño. Además de la lucha continua de que los vinos del Ribeiro no eran turbios y que deben ser degustados en copas de cristal y no en tazas.
Ubicada en la cima del valle de Gomariz , Leiro, un lugar auténtico. En plena naturaleza donde impera el bello colorido de los viñedos, se asienta la bodega de construcción de piedra, con portales  grandes de madera. En su interior una cava subterránea  donde se conservan sus vinos que inspiran calma y elegancia.

Lo que distingue y marca su estilo es su finca  “A  Vilerma”,  de 7 hectáreas de  viñedo propio, en el entorno de la  bodega con una orografía de suelo y clima muy favorable para el cultivo de uvas.

Vilerma blanco que se muestra distinguido desde su origen, integrado en el colorido floral de su entorno. En boca frutal, persistente, delicado y muy accesible, con mucha expresión de su finca A Vilerma.

lunes, 3 de agosto de 2015

Envínate, fiel al territorio

En la Ribeira Sacra de Ourense localidad de A  Teixeira un lugar excepcional de auténtica concentración de emociones y de inspiración para las creaciones de los jóvenes enólogos que forman parte de Envínate.

Grupo Envínate está formado por 4 enólogos con mucho talento, impulsores de interesantísimos proyectos en diferentes regiones de España, sus  vinos son casi invisibles de muy poca producción. Un gran porcentaje se exporta, lo que reafirma su buen hacer y sobre todo su  autenticidad.

Plataforma creada por Laura Ramos, José Ángel Martínez, Roberto Santana y  el gallego Alfonso Torrente nacido en Sarria, enamorado como nadie de la inmensidad de la riqueza paisajística de Ribeira Sacra.

Envínate elabora en la Ribeira Sacra 3 vinos que se comercializan con los nombres de “Lousas”. Son vinos con mucho sentido del territorio, de diminutas parcelas en las  que se trabaja muy intensamente para proyectar la artesanía  y tipicidad de una tierra llena de tesoros.

Una nueva generación que ha sabido ir más allá, creando vinos de uva Mencía de gran originalidad, son vinos con mucha influencia de clima, sin mucho alcohol donde predomina la uva con una frescura frutal, lo que hace que sean muy  delicados y apetecibles de ser degustados.

Sus elaboraciones  son exponentes  de sus  fincas  y sus nombres lo expresan a la perfección “Lousas Viño de Aldea”, Lousas Parcela Seoane y “Lousas Parcela  Camiño Novo”, vinos con un fuerte compromiso por la calidad y la naturaleza.