domingo, 16 de diciembre de 2012

Adega Pedralonga



Miguel Alfonso, Adega Pedralonga
Unas de las infinitas cualidades que posee el mundo del vino es que  a través de él nos podemos transportar  haciendo un viaje a través de los distintos aromas, paisajes, clima y hasta   la manera  de interpretar la naturaleza que tiene cada viticultor.
Esta sensación es la que me transmite cada vez que tengo la oportunidad de poder apreciar un vino de la “Adega Pedralonga”, sus vinos no esconden su origen y marcan la diferencia en armonía,  finura, frescura  y longevidad reflejando  toda la esencia del carácter atlántico.
En  Caldas de Rei Pontevedra junto a la brisa del mar se encuentra esta  adega familiar dirigida por el enólogo  Miguel Alfonso,  quien trabaja de manera obsesiva 7 hectáreas de viñedo en los que se cultivan las variedades Albariño, Caiño, Espadeiro y Mencía  que cuidan y miman hasta el más mínimo detalle.
Su filosofía es una apuesta honesta que nace desde el cariño hacia el terruño, se trabaja por una agricultura respetuosa y comprometida con el medio ambiente. Todos los trabajos en el viñedo se hacen manualmente  siguiendo los ciclos de de la naturaleza, no utilizan ningún tipo de pesticidas o sintéticos consiguiendo de este modo un viñedo sostenible con vida desde la raíz y con mucha visión hacia el futuro.

En definitiva sus vinos son un reflejo del entorno donde el amor por la tierra está muy presente. 
Pedralonga Albariño con un estilo, frescura y elegancia inconfundibles.      
Pedralonga Albariño Barrica  emocionante, es de esos vinos que no  hay palabras para explicarlos  sólo hay que disfrutar de él. 
Vendetta Albariño fermentado en acero inoxidable sobre lías, mineralidad y acidez admirables. 
El tinto Do Umia, con uvas que se cultivan en lo más alto del Val do Umia, extraordinarios aromas y frescura atlántica.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Adega Ronsel do Sil

Nos acercamos a una tierra de vinos  privilegiada tanto por su riqueza de paisaje natural como por la inmensidad de su patrimonio histórico Ribeira Sacra.

En la localidad de Arbarxa, Sacardebois, Parada do Sil Ourense, entre castaños y  montañas con los escalonados bancales que sostienen las cepas  que bordean el  silencioso  rio Sil  se encuentra ubicada la Adega Ronsel Do Sil  tengo que confesar que para mí  fue un gran descubrimiento  que hay que tener muy en cuenta y seguir  su evolución con suma atención.

En una bodega de arquitectura totalmente integrada en el entorno admirando el rio Sil  nos recibe parte de su equipo ,su enólogo  Jesús Olivares junto a su compañero Pablo Soldavini, que junto a Curro Bareño forman parte de este proyecto que es una apuesta por buscar la individualidad pero siempre con un trabajo por detrás.


Su filosofía está basada en la calidad y la diferenciación, para conseguir este objetivo ponen suma atención en el viñedo, se trabaja de manera natural sin apenas intervencionismo donde la producción está sujeta al suelo, clima y al respeto por  las variedades autóctonas, estos tres factores intervendrán en realizar unos vinos singulares capaces de expresar la identidad propia de sus parcelas que se encuentran alrededor de la Adega  en los pueblos, Leiravella, Sacardebois, Barxacova, Soutipedre y Cristosende.





Adega  Ronsel do Sil  pese a su  juventud   ha conseguido crear una línea de vinos originales y diferentes, muy verticales con mucha amplitud aromática que transmiten  los diferentes estados minerales de suelo y clima de la tierra que los ve nacer. Los vinos comercializados son  dos blancos y tres tintos.

Con una obsesiva mirada hacia el viñedo y con la más moderna tecnología   se elaboran unos vinos muy singulares, todos  fermentan de manera natutal  en hormigón y en  faubres de 5000 litros, posteriormente son sometidos a una crianza en barricas usadas de 300 litros, consiguiendo así de forma natural una micro oxigenación evitando en todo momento el uso de acero inoxidable que para ellos limita la expresividad.





Vel’uveyra  que en gallego significa  mira la viña elaborado con la variedad  mencía  entre 10 y 60 años de edad,  450 metros de altitud de suelo granítico.Crianza en depósito de hormigón, sobre lías, durante 8 meses.


Vel’uveyra  elaborado con la variedad  godello de entre 10 y 50 años, 450 metros de altitud de suelo granítico. Crianza sobre lías en barrica durante 8 meses.

Ourive que en gallego significa orfebre, artesanía del oro y la plata. Elaborado con la variedad godello de más 85 años cultivadas en vaso a  550 metros de altitud de suelo de pizarra. Con una crianza en barrica, sobre lías, durante 8 meses.

Arpegio elaborado con la variedad mencía  de más de 85 años de edad 550 metros de altitud de suelo de pizarra. Crianza en roble francés 500 litros durante 9 meses.

Alpendre que significa pórtico o cobertizo. Elaborado con la variedad merenzao con más de 17 años de edad 500 metros de altitud de suelo granítico. Crianza en roble francés durante 8 meses.


sábado, 27 de octubre de 2012

Mauro Estévez

Para los que siguen mi blog no será ninguna sorpresa  saber que me gustan mucho los vinos  de Arnoia, perderme entre sus viñedos y hablar con sus gentes que siempre tienen un trato cordial con el visitante.
Uno de ellos es  José Fernández Estévez conocido como Pepe, es la cara amable de Arnoia, es un hombre muy sociable que aprendió el oficio  de viticultor desde que era muy jovencito y  ahora dirige esta pequeña bodega artesana que creó su padre don José Estévez Álvarez  en el año 1949, posee 2 hectáreas de viñedos propios con las más diversas variedades autóctonas entre las que destacan un par de cepas de “Lado” centenarias que son el testimonio de una  larga tradición familiar por la viticultura en la zona.
Desde sus viñas impregnadas de esfuerzo   nace su vino  “Mauro Estévez”  del que su creador se siente muy orgulloso  tanto por su calidad como  por haber logrado seguir con  el proyecto que mucho antes empezara su padre.
Mauro Estévez es un vino afable de un estilo fresco con mucha intensidad aromática, se elabora con las variedades Treixadura, Lado, Loureira y Albariño. Macerado y prensado en frío fermentado en depósitos de acero inoxidable  a temperatura controlada. En nariz expresa una sinfonía de aromas de fruta en los que destacan melocotón, pera y se prolongan con unos sutiles perfumes de flores blancas, miel con un fondo cítricos, frutos secos. En boca es suave y divertido en el  que se vuelve a resaltar firmemente todo el potencial de la fruta y la fresca acidez.

viernes, 19 de octubre de 2012

BIBEI Y SUS VINOS

La Bodega Dominio do Bibei no  deja de fascinarme como la primera vez que la visité, es deslumbrante el paisaje de bancales que sostienen las viñas de tan difícil laboreo que personalizan sus vinos con un estilo inconfundible de uva, tierra, lluvia  y sol, en difinitiva es "Bibei".

Contemplando las empinadas laderas con Suso, el encargado del viñedo nos explica que la filosofía continúa intacta como el primer día, de 130 hectáreas se cultivan 30 en las que se lleva a cabo un exhaustivo trabajo en el viñedo de manera artesanal y una apuesta firme por las variedades autóctonas, los bajos rendimientos por cepa y el respeto por el medio ambiente prescindiendo del uso de herbicidas que  sigue siendo la  norma ha seguir.

Podría continuar escribiendo  horas sobre la manera de interpretar el mundo del vino y de las ganas de innovar y de seguir mejorando que pone en el día a día la joven familia de Dominio Do Bibei, integrada por  Laura, David, Suso, Ali y el joven  Guti.
A los vinos ya  conocidos de la bodega que son los dos blancos "Lapena", "Lapola", y los dos tintos "Lacima" y "Lalama" se han sumados dos tintos más de variedades autóctonas monovarietales muy especiales, "Dominio do Bibei Brancellao" y "Dominio de Bibei Mouretón".

Dominio do Bibei no está sólo en estas bellas  laderas, también se elaboran dos vinos muy interesantes que merece mucho la pena beber y no van a dejar indiferente a nadie "Alcouce" y "Ladeira la Mata".
Espero que tengan oportunidad de conocer y apreciar estos vinos que transmiten toda la identidad de esta tierra y de sus gentes.

sábado, 6 de octubre de 2012

Campeonato Gallego de Sumilleres 2012

Doce profesionais, de máis de trinta que se presentaron a concurso, compuxeron o cadro de sumilleres que participaron na décimo sexta edición do Campionato Galego de Sumilleres. O certame desenvolveuse nas instalacións de Pazo Baión, en Vilanova. o Presidente da Asociación Galega de Sumilleres, organizadora do concurso, salientou o alto nivel que se rexistrou tanto de participantes coma pola banda do xurado.

O Concurso comezou coa semifinal na que os doce participantes tiveron que someterse a unha proba organoléptica, a un cuestionario e a outra de identificación de tres produtos en copas negras. De aí catro pasaron á final que consistiu nunha cata errónea, en ofrecer unha maridaxe e venta, para rematar cunha decantación.


Finalmente, o gañador da anterior edición, Tyalis Veiga revalidou o seu título. En segundo lugar quedou o actual Campión Nacional de Xefes de Sala Maitres, Nacho Costoya e en terceiro Eduardo Camiña e Daniel  Marín que compartiron podioHacer click para seguir leyendo.


viernes, 7 de septiembre de 2012

A píta cega


A Pita Cega
Una iniciativa diferente que nace en Sabariz Ourense en un entorno mágico lleno de vida, repleto de frutales, castaños, pinos, lavanda y hermosas flores, es un vino que surge del corazón de las viñas de la bodega Lagar de Sabariz.


Siempre es una grata emoción encontrar vinos rompedores creados silenciosamente mirando siempre a la viña y no a las modas del mercado. Es un proyecto en el que destaca principalmente el trabajo en la viña donde para conseguir un suelo sano, vivo y equilibrado se trabaja con técnicas de cultivo orgánico respetando el medio ambiente y retomando métodos tradicionales en el viñedo con la mínima manipulación humana y tecnológica con el fin de conseguir un vino que transmita todos aquellos aromas olvidados.

Lagar de Sabariz tiene en su propiedad 4 hectáreas de viñedo en las que se cultivan las variedades Treixadura y Albariño. Pese a las condiciones climáticas tan difíciles y los bajos rendimientos de producción se  trabaja de manera natural  tanto es así que cuenta con la certificación del consejo regulador de agricultura ecológica de Galicia.

A pita Cega 2011 es un vino sensible que se podría definir en pocas palabras como el entorno de donde se extraen sus uvas, es único y sorprendente, en nariz se muestra delicado  en las que se van apreciando las fragancias como pera, flores, piel de cítricos, hierbas aromáticas y sobre todo mucha sensación de tierra. En boca es armonioso y equilibrado por su fresca acidez.

 

martes, 7 de agosto de 2012

Mitos del Vino


Dentro del mundo del vino  existen  muchos mitos  que no son del todo ciertos y que se han establecido como una creencia popular y quizás el mito Nº 1 del vino y el más frecuente sea el de que el vino sea sólo cosa de entendidos.
Con este aporte vamos a descubrir de manera simpática y divertida  cuales son aquellas leyendas con las que nos encontramos día a día en el fascinante mundo del vino.

Los 10 Mitos del Vino



Los vinos  Reserva ¿son siempre los mejores?

La mención de “reserva” en un vino no se debe a su calidad sino que tiene que ver con el tiempo de envejecimiento en barrica del mismo. Si bien existen vinos con la categoría de reserva de una calidad suprema y sin embargo hay otros que no la tienen.

Los vinos, ¿mejoran con el tiempo?

Para ser fieles a la realidad hay que decir que no todos los vinos ganan con el tiempo como pueden ser algunos “gran reserva” que con el tiempo pierden su frescura y acidez mostrándose con aromas evolucionados,  rancios y apagados.  
Aunque existen muchos ejemplos de vino como los vinos de “Jerez”, los de “O Porto” o los “Barolos Italianos”  que son claros ejemplos de que el paso del tiempo juega a su favor.

Decantar el vino ¿si o no?

 Existen dos razones esenciales para decantar un vino, sí es un vino añejo, sobre todo si es tinto, debe separarse de los sedimentos, o sea del poso, que se ha formado en la botella a lo largo de los años. Y en el caso de un vino joven debe entrar en contacto con el oxigeno para que desarrolle su alto contenido tánico.
Como criterio para tomar una decisión apropiada entre decantar un vino o escanciarlo directamente desde la botella tendríamos que tener los conocimientos suficientes procedentes de la bodega  ya que cada vinificación varía dependiendo del enólogo.
Es lógico que en un asunto como  éste influya mucho el propio gusto de cada cual, que  por  supuesto siempre estará  por encima de la norma o tendencia.

El vino tinto con ¿carne? Y el vino blanco con ¿pescado?

Desde siempre asociamos un vino tinto para carnes rojas o el vino blanco para pescados pero en realidad el maridaje es mucho más complejo que eso, se trata de buscar un  equilibrio o contraste dependiendo de la ocasión.
Hay muchos factores que entran en juego como son la cantidad de platos que vamos a degustar, la estación en la que nos encontremos o incluso el estado anímico del momento.

¿Sólo los vinos con denominación de origen son de calidad?

Un vino que pertenezca a una D. O. significa que ha seguido los parámetros que marca su consejo regulador es decir que respeta el origen del sitio dónde se elabora el vino y se somete a su reglamento.
Sin embargo no significa que un vino sin denominación de origen sea de mala calidad ni mucho menos, hay muchas bodegas que elaboran sus vinos fuera de la D.O. para poder experimentar con otras variedades y no someter a los vinos a envejecimientos en barrica un tiempo que no es necesario y que en muchas ocasiones no les aporta nada, consiguiendo de igual modo vinos de una calidad excelente.

¿Es cosa de mujeres el vino rosado?

 Siempre se ha asociado el color “rosa” a la mujer y de ahí el pensamiento erróneo que el vino rosado es cosa de mujeres y nada más lejos de la realidad. Un vino rosado debe su color al poco contacto que tiene con la piel de la uva en su proceso de vinificación.
Muchos vinos rosados son de altísima calidad.

Los vinos caros, ¿son los mejores?

El precio del vino es el resultado del coste de elaboración, producción, cantidad y calidad. Pero en la mayoría de los casos influyen factores externos como son la exclusividad, diseño, etiqueta o tener un enólogo estrella. Así que el mito de que los vinos caros son los mejores no es del todo cierto ya que el encarecimiento de un vino a veces es por otros motivos que no están relacionados con la calidad del mismo.

¿Engorda el vino y afecta a la salud?

Lejos de engordar el vino contiene más de mil sustancias que son favorables para la salud.  Un estudio realizado en todo el mundo demostró que la mortalidad provocada por enfermedades del corazón era inversamente proporcional al consumo de vino es decir las dolencias cardíacas disminuyen en los países de mayor consumo de vino. También está demostrado que el consumo regular de vino reduce la tasa de colesterol perjudicial y además se le atribuyen propiedades curativas en el tratamiento de enfermedades como el cáncer o el Alzheimer.

El cava y champagne ¿porqué para el final?

 Lo cierto es que asociamos estos vinos espumosos con festejos y brindis con comidas contundentes dejando este tipo de vinos de tanta frescura para tomar como broche final.
Pero realmente tanto un buen cava como un buen champagne   por su finura y exquisitez se deberían tomar al inicio de una buena comida para ser apreciados mejor.

•  De corcho, de rosca o sintético ¿el tapón importa?

Cada año los productores de vino del mundo se gastan miles de euros debido a sabores indeseables causados por fallos de los corchos tradicionales. Hasta hace poco no había alternativas. El corcho puede aportar beneficios al vino, pero también es el causante de uno de sus defectos más importantes que es el gusto a corcho. Esto ha hecho que en los últimos tiempos muchas bodegas hayan apostado por la utilización de tapones sintéticos y de rosca, obteniendo unos resultados excelentes.

domingo, 15 de julio de 2012

LAS LADERAS DE ARNOIA, EL ORGULLO DE SUS VITICULTORES

Al peregrinar por Arnoia se contempla el mágico colorido de la naturaleza en el que el tiempo parece haberse detenido con sus pintorescas casas de piedra, sus estrechas callejuelas, en el que la vida florece del ondulado  paisaje de laderas repletas de viñedos vecinales que se pierden al paso del silencioso río.

El  municipio de Arnoia  forma parte de la comarca ourensana del Ribeiro en que la vid y el vino son el orgullo de sus gentes  que expresan  una cultura muy arraigada por la tierra y la tradición. La inmensidad del terruño y la diversidad ancestral de las variedades autóctonas han hecho que los vinos de la región sean únicos e  imposibles de imitar.



Javier Monsalve plantó en el año 1999 una pequeña parcela con viñedos  convirtiéndose en el 2007 en “Eloi Lorenzo” un vino dedicado a la memoria de su abuelo.
Este loco afable tiene una única novia, está muy enamorado y es de su viña, cuando habla de la riqueza del valle de San Vicente se le iluminan los ojos, está claro que este viticultor tiene un gran cariño por la tierra, espera seguir creciendo y  elaborar un vino que siga emocionando.

José Fernández más conocido como Pepe es la cara amable de Arnoia  dirige una pequeña bodega  que creó su padre en el año 1949, posee 2 hectáreas de viñedo en las que nace su vino “Mauro Estévez” del que está muy orgulloso y a todo aquel visitante que se pase por su casa le muestra  encantado la cepas centenarias de Lado que conserva como un tesoro.


Bernardo Estévez, un hombre de la tierra crea un proyecto diferente, comenzó en el año 2001 en una ladera de 2,4 hectáreas propiedad de su familia y en el 2009 dió a luz a “Issué” un vino con mucho trabajo en la viña, su objetivo fue claro y ambicioso desde el principio que es crear un vino que transmita toda la esencia del entorno.

Luis Ánxo Rodríguez  dedicado casi toda su vida al mundo del vino, es un claro ejemplo de que el minifundio gallego está muy vivo, trabaja  una superficie de viñedo de 2,7 hectáreas  repartidas en 29 parcelas en las que  se extrae al máximo la diversidad del suelo y las variedades autóctonas.
Sus vinos son un auténtico lujo  y marcan la diferencia en autenticidad, expresividad longevidad y equilibrio.

Manuel Rojo vinculado desde hace varias generaciones al mundo de la viticultura de la zona, en el año 2003 constituye la bodega  familiar que lleva su nombre, posee 3,5 hectáreas de viñedo en las que trabaja día a día  incansablemente con el fin de conseguir unos vinos impregnados de tradición y amor por la tierra.

José Meréns Martínez, crea en el año 2001 una bodega muy especial, “Lagar do Merens” cuenta con una superficie de 3,5 hectáreas  de viñedos pese a su juventud es uno de los grandes elaboradores de vinos del ribeiro, sus vinos tienen una gran capacidad de envejecimiento y una estructura muy estimulante.

Emilio Rojo Bangueses… qué se puede escribir de este hombre que ya no se haya escrito antes sin duda el viticultor más internacional de la región del Ribeiro creador de  un vino único de escasísima producción de las que tan solo se elaboran 5,000 botellas míticas. 

Viñedos de Arnoia Ourense
Entre estos siete viticultores superan apenas las 20 hectáreas de viñedos, aquí no hay bodegas majestuosas diseñadas por reconocidos arquitectos ni enólogos estrellas sólo hay viticultores nacidos en esta tierra que a pesar del estilo de cada uno de ellos tienen algo en común que es un gran apego por el terruño conservando siempre viva una historia vinícola milenaria manteniendo firmemente su carácter artesanal y la ilusión del día a día de hacer sus vinos.

miércoles, 20 de junio de 2012

ISSUÉ El vino que nace en la viña

 Bernardo Estévez

Un hermoso día de primavera en Arnoía Ourense quedamos con el viticultor Bernardo Estévez. Él ya nos había avisado diciendo que “yo por la bodega no estoy mucho, seguramente que me encontrarán en la viña haciendo alguna cosita” y efectivamente así fue, nos recibe un joven amable de aspecto humilde y algo tímido que al caminar entre sus viñas comienza a sentirse cómodo y nos desvela el secreto de su vino  Issué  que no es otro que una apuesta por un suelo vivo  para conseguir un vino de  máxima pureza.




A medida que disfrutamos del paisaje, Bernardo nos explica como nace Isuué.
Todo comienza  por el año 2001 en una pequeñísima parcela propiedad de la familia donde ocupa  su tiempo libre y en la que poco a poco se fue cautivando por la viticultura  y el valor de lo autóctono tanto es así que dejó su trabajo en Vigo y se afincó en Arnoía para darle continuidad a éste apasionante proyecto, para ello se estuvo formando durante 5 años con el ingeniero agrónomo André Enriques da Silva que es un referente en el mundo de la  viticultura ecológica y biodinámica. En la enología cuenta con el asesoramiento de Xosé Lois Sebio que desde un principio creyó y apoyó este ambicioso  sueño.

Ya con los conocimientos adquiridos, este intrépido labriego comienza a recuperar el suelo donde antes sólo había cepas abandonadas, pero su manera de interpretar la naturaleza es muy particular, se basa en observar  la vid como lo hacían nuestros abuelos aportándole al viñedo lo que necesita y no al revés,  esta filosofía consiste en el método del científico japonés “Masanobu Fukuoka” que tiene como norma la conservación de la riqueza del suelo para las generaciones siguientes.

Para ello se siguen y se respetan  los ciclos de la naturaleza y la influencia de los astros, todos los trabajos que se realizan son manuales y de manera respetuosa con el medio ambiente consiguiendo un viñedo equilibrado con todos sus microorganismos vivos evitando cualquier influencia química tanto en la viña como en la elaboración.


Guiado por la propia naturaleza y con el lema a terra agradécecho trabaja sus 2,4 hectáreas de viñedos que se encuentran sobre suelos de arcilla, arena y cuarzo, repartidas en cuatro diminutas parcelas ubicadas en los valles de San Amaro y San Vicente en las que pone suma atención para conseguir un viñedo armónico. Para ello  lleva a cabo  rigurosos controles de producción  por cepa, las variedades cultivadas son las autóctonas  de la región tanto blancas  como tintas que rondan entre los 11 y 75 años de edad resultado del esfuerzo y del  exhaustivo estudio y conocimiento de las castes  típicas casi desaparecidas y olvidadas como la  Silveiriña y Verdello.



Issué  2009 es uno vino atípico de escasísima producción, con mucha vida por delante que transmite la verdad del entorno de donde se extraen sus uvas y la gran labor que realiza día a día su creador en el viñedo.Las variedades utilizadas son: Lado, Treixadura, Godello, Loureira,  y Albilla, con una crianza en barrica de roble francés  durante 10 meses. Este magnífico vino seduce por su naturaleza y frescura, mantiene  toda la fuerza de su terruño, se aprecian  unos  exquisitos aromas  a fruta  madura y flores con  una sorprendente plenitud   que se prolonga en boca con una larga  y delicada persistencia.

domingo, 20 de mayo de 2012

Quinta Da Muradella

Un hombre generoso, cercano, sensible, comprometido hasta diría mágico así es el viticultor José Luis Mateo García que hace ya unos 23 años junto a su padre comenzó este apasionante romance de recuperar unos viñedos viejos para elaborar  unos vinos sin ataduras, libres, sinceros, que reflejen la autenticidad de sus fincas  y clima.

Ningún otro viticultor del valle de Monterrei trabaja a un nivel tan alto las variedades autóctonas como él, artífice de una excepcional línea de vinos de multitud de micro parcelas en las que ha sabido descubrir la cara desconocida de los vinos de la región.
En sus fincas de unas 14 hectáreas de laderas inclinadas de suelos de granito, cuarzo y arena en algunos casos inaccesibles como A Trabe, Finca Notario, Finca Muradella, sorprendentes parcelas que poseen,  una gran diversidad de variedades autóctonas de las que merecen ser mencionadas en blancas: Dona Blanca, Treixadura, Verdello y Monstruosa de Monterrei y en tintas:  Bastardo, Caíño Redondo, Mencía, Caiño longo, Zamarrica, Brancellao, Sousón, Tinto Serodio, Garnacha tintorera, Tinta gorda y Trincadeira.

Su filosofía  es la de los viticultores de antaño que el vino se hace en las viñas y el hombre solo puede echar una mano. Todos los trabajos que se realizan son manuales respetando el medio ambiente, no usa ningún producto químico como fertilizantes, herbicidas o tratamientos contra enfermedades simplemente sigue procedimientos naturales para conservar todas las características propias de la tierra y su entorno.

En un mundo convulsionado en el que vivimos dónde Galicia aparece como una de las regiones vinícolas con más futuro del mundo deberíamos reflexionar a dónde queremos llegar sin perder nuestro carácter artesanal. Un claro ejemplo digno de elogiar es el de José Luis Mateo que sigue manteniendo el carácter de bodega familiar, artesana, que con sus escasísimas producciones está reivindicando a la perfección el terruño y las variedades autóctonos gallegas.

lunes, 2 de abril de 2012

Bodega Manuel Formigo

Les propongo que hagamos un pequeño viaje y nos traslademos a escasos veinte kilómetros de la ciudad de Ourense, a la histórica región vinícola del Ribeiro.
Aquí hay que elogiar el enorme esfuerzo de los viticultores y del consejo regulador, que han apostado por recuperar la cultura única y milenaria de los vinos del Ribeiro, consiguiendo reconquistar el prestigio de antaño y disfrutando de un momento espléndido en el que se respira tipicidad.

La Bodega Manuel Formigo se encuentra ubicada en la localidad de Beade, en un entorno paisajístico lleno de contrastes, valles, ríos y monasterios con hermosas laderas de viñedos, donde se crea un microclima privilegiado para el cultivo de la vid.




La Bodega Manuel Formigo es un proyecto cien por cien familiar. La familia Formigo de la Fuente es heredera desde hace varias generaciones de una larga tradición de viticultores, lo que les ha permitido conocer a la perfección el comportamiento de las variedades autóctonas y todo su entorno. Con el paso del tiempo han llegado a elaborar vinos exclusivamente con uvas de su propiedad, es decir, pasaron a ser una “bodega de colleiteiro”, dirigida por el joven enólogo Manuel Formigo. Tras cursar estudios de Enología y trabajar en una de las más prestigiosas bodegas de La Rioja, decidió hacerse cargo de la bodega familiar, aportando frescura y modernidad sin dejar de lado toda la sabiduría y conocimiento de sus padres.


La bodega Manuel Formigo posee en la actualidad cuatro hectáreas de viñedos propios que se hallan ubicados alrededor de la bodega en una finca denominada “Finca Teira”. Las cepas están entre los quince y los treinta y cinco años de edad, plantadas con el sistema de conducción de espaldera y asentadas sobre suelo granítico bajo con un clima de influencia Atlántica y Mediterránea. Las variedades cultivadas son las típicas de la zona; en blancas: Treixadura, Godello, Torrontés, Loureiro, Albariño y Albilla; en tintas: Caiño, Sousón, Brancellao y Ferrol.
Con una perfecta combinación de clima y uvas se busca conjugar el saber hacer tradicional con las técnicas más modernas que posee la bodega.

El objetivo de la Familia Formigo de la Fuente es poner suma atención en el viñedo durante todo el año, llevando a cabo exhaustivos controles de la producción de la uva, siendo la prioridad fundamental garantizar la elaboración de vinos de calidad. Para ello se trabaja de manera sostenible, respetando el medio ambiente y buscando la máxima expresión de las variedades autóctonas, con el fin de crear vinos singulares, capaces de transmitir todo el carácter de sus fincas, frescura, complejidad, equilibrio y elegancia.


Fruto de su dedicación y esfuerzo, la FormigoBodega Manuel  elabora y comercializa cinco tipos de vinos: Formigo blanco es un vino fresco y divertido.
El blanco Finca Teira transmite toda la identidad de la finca y su entorno creando un vino moderno, expresivo, un blanco con mucha personalidad.
Teira X es un vino muy especial de producción limitada, elaborado con las uvas más viejas y selectas de la parcela Miñoteira.
Siendo una familia comprometida con lo autóctono, no podía faltar uno de los vinos más ancestrales del Ribeiro. Tostado de Teira es un vino dulce, dulcísimo, que seduce y enamora a todo aquel que lo bebe.

Por último, Finca Teira tinto es un vino de escasísima producción, muy expresivo y afrutado.



sábado, 18 de febrero de 2012

A Costiña, esencia de lo autóctono

Galicia,  tierra de una tradición vinícola  milenaria, en sus valles y laderas se encuentran las más diversas variedades autóctonas, una de ellas es la Brancellao de  la cual conocen bien en la bodega Alan De Val que desde  hace unos años apostaron por elaborar un vino monovarietal   Brancellao,  A Costiña cuyo nombre hace honor a la parcela de donde se extraen sus uvas. Era una apuesta un poco arriesgada pero estaban convencidos  del gran potencial de esta uva que expresaría todo el carácter y personalidad de esta tierra.

Esta variedad también es conocida con los nombres de Albarello y Brancello la que  en el siglo XVIII  era una de las  tintas  más cultivadas, que después de la catástrofe de la plaga del oidio del año 1850 casi desapareció y como tantas otras fue quedando olvidada y perdida. Sin embargo  gracias al esfuerzo y esmero de los viticultores gallegos por salvaguardar estas variedades autóctonas podemos decir que en la actualidad existen unos magníficos vinos elaborados  con ésta  vid, claro ejemplo de ello es “A Costiña”.
La Brancellao es una cepa que precisa unas condiciones climáticas y  de suelo  muy concretas para ofrecer lo mejor de sí misma. Es muy  sensible a  enfermedades  como el  oidio o los ácaros y resistente al  mildiu y a la brotritis. Los racimos son de tamaño pequeño de forma cónica no muy compactos. Sus bayas  son de   forma  elíptica corta,  de color azul tirando a negro de pepitas alargadas. Su ciclo de maduración  es medio  tardío, de  brotacion  temprana, sus vinos  poseen una elevada acidez, buena intensidad de color y  excelente graduación alcohólica.

De A Costiña brancellao  tan sólo  se elaboran  1,100 botellas con una crianza en barrica de roble francés de 500  litros que ronda entre los 9 meses.  Es sin duda un ejemplo de  consolidación de esta noble variedad en la  que se fusionan  a la perfeción el  clima y el suelo pizarrozo con el buen trabajo en el viñedo de los hermanos Sanchez Rodriguéz que  han creado un vino con un estilo y personalidad única, con una excelente intesidad de  aromas de frutos rojos como la frambuesa, mora o violeta   envuelto de especias de orégano y cedro, frutos secos, cacao y avellana. En boca  es fresco donde se perciben los aromas de fruta y balsamico, denota finura y equilibrio con un final armonioso e infinito.

domingo, 29 de enero de 2012

Un vino de raiz: SEICA 2007.

Existen  vinos que nos hacen disfrutar de tal manera que  aunque pasen los años quedarán siempre presentes en nuestra memoria  como es el caso de este magnífico  vino tinto  llamado  Seica 2007, fruto  de las inquietudes de Sebio y Carreño, enólogo y propietario de la bodega María Álvarez Serrano que comenzaron hace años el romance de recuperar las variedades autóctonas de la región del Ribeiro y  con el paso del  tiempo fueron  elaborando  unos vinos tintos criados en barrica  que  transmiten  elegancia, personalidad y frescura, de los que nadie diría  que son  gallegos, convirtiéndose en la actualidad en unos  referentes   y precursores  de los singulares y modernos vinos de Galicia.
Seica 2007 tiene una producción de 400 botellas y  ha sido elaborado con cepas viejas de una parcela llamada “Taina” con las  variedades Garnacha, Sousón y Carabuñeira, criado en barrica de roble francés durante 14 meses.


Las viñas se cultivan bajo criterios biológicos, de este modo en su proceso de elaboración se prescinde de cualquier producto químico como fertilizantes, herbicidas o tratamientos contra enfermedades, sólo se  utilizan extractos de plantas naturales dando lugar así a un vino que refleja al máximo el respeto por la tierra y la tradición.



Seica es un vino para apreciar con tranquilidad ya que nos va seduciendo desde la primera hasta la última copa, en la fase visual se puede apreciar un intenso color morado limpio y brillante. En nariz  es complejo y elegante con notas intensas de fruta negra ciruela, cereza y especiadas con  un delicado fondo de mineralidad aportada por el suelo pizarrozo. En boca  percibimos toda la exaltación de la fruta de manera finísima,  bien equilibrado fresco y armonioso con un final largo y placentero.

lunes, 9 de enero de 2012

Bodega Couto Mixto. Encontrando el corazón a las cepas.


En plena comarca de Monterrei se encuentra  Mandín un pequeño pueblo fronterizo entre España y Portugal  envuelto de un fascinante paisaje de viñedos donde las cepas  se extienden sobre sus  montañas,  protegidas del clima adverso donde se encuentra la pequeña bodega Couto Mixto, dirigida  de manera artesanal por el viticultor Francisco Pérez Diéguez, un hombre comprometido en encontrarle el corazón a las cepas autóctonas  y sobre todo lo que intenta es volver a restablecer el equilibrio entre la cepa y su entorno.
Xico en la parcela Touxiguera
Su  filosofía  de trabajo se basa en poner  suma atención en el terruño y la elaboración llevando a cabo  técnicas de cultivo respetuoso con el medio ambiente retomando métodos tradicionales en el viñedo con la mínima manipulación humana y tecnológica con la finalidad de crear vinos que  reflejen la máxima expresión entre  la uva y el suelo.

Uva Blanca de Monterrei
En un entorno  de tranquilidad de naturaleza pura sobre suelos de  esquisto con un micro clima de influencia atlántica y mediterráneo reposan  las 2,5 hectáreas de viñedos distribuidas en 3 parcelas  en las que hay que elogiar la apuesta por la recuperación de las  variedades autóctonas entre la cuales se  halla una gran diversidad  en blancas :Dona branca, Verdello y la Blanca de Monterrei  y en tintas:  Bastardo , Sousón, Mencia, Tinta gorda, Trincadeira, Tinta bastardiña, Tinta Serodio,  Arauxa y por última  Caiño conocida en la zona con el nombre de Zamarrica .
Uva Bastardo
La bodega Couto Mixto comercializa  los siguientes vinos: Couto Mixto blanco con una producción 1,500 botellas  y Couto Mixto tinto   con una producción 2,000 botellas.


Desgraciadamente hasta que transcurra mucho tiempo, pasando de generación en generación todo el conocimiento y sabiduría que se aprende en un largo camino de muchas vidas, no vamos a poder ver la máxima expresión que puede dar de sí la gran diversidad de castes autóctonas de nuestra tierra gallega que tiene una cultura única y milenaria.


Couto Mixto Tinto

En la actualidad vemos que con todas las trabas que interpone la administración para el desarrollo del duro esfuerzo y trabajo de tantos y tantos viticultores que se ven atados sin poder dar una continuidad a su labor, siendo “Bodega Couto Mixto” un claro ejemplo de ello.