domingo, 20 de febrero de 2011

Eduardo Bravo

En un entorno privilegiado en lo más alto de la ladera sur de Gomariz se encuentra el Pazo de Lalón propiedad de la familia González Álvarez que en el año 1980 comienza un proceso de revitalizar la tradición vinícola de la zona. Es un claro ejemplo de bodega pequeña y familiar dirigida por la nueva generación Eduardo González Bravo que ha apostado por la elaboración de vinos de calidad.
Haciendo un recorrido por sus viñedos junto a Eduardo nos explica cual es su filosifía de trabajo que no es más que prestar la máxima atención a todo el proceso, desde la cepa hasta la botella evitando tratamientos químicos y sintéticos respetando el medio ambiente.


Pazo de Lalón cuenta con una superficie de 8 hectáreas de viñedos con las variedades autóctonas Treixadura, Loureiro, Torrontés y Albariño que comercializa con la marca Pazo de Lalón y Eduardo Bravo.
Sin duda esta exhaustiva labor que llevan a cabo para elaborar sus vinos se puede apreciar en la personalidad y originalidad de sus vinos por todo ello es una bodega muy a tener encuenta y que con seguridad va a tener el reconocimiento que tanto se merece.