jueves, 27 de enero de 2011

La expresión de lo autóctono: Abdón Segovia

En la localidad de Morales de Toro, Zamora bajo el amparo de D.O Toro se encuentra una pequeña bodega familiar que dirige el viticultor Abdón Segovia Lorenzo que ha sabido transmitir toda su pasión por la viticultura a sus hijos y hace aún pocos años que ha decidido elaborar junto a ellos su propio vino Abdón Segovia.


Abdón Segovia Lorenzo cuenta con una trayectoria de más de 30 años vinculado al mundo de las viñas y el vino quién ha asesorado numerosos proyectos vinícolas en Toro y en otras regiones de España y Francia tanto es así que es la persona de confianza encargada de los viñedos para elaborar los vinos de Gérard Depardieu en Toro.

Está claro que si de algo entiende es de la noble variedad Tinta de Toro y su comportamiento en sus suelos arenosos y arcillosos, con un clima continental extremo, de veranos muy cálidos y secos e inviernos muy fríos.




Con la filosofía de crear vinos con identidad propia, transmitiendo todo el terroir de la manera más natural nace Abdón Segovia de cepas de pie franco prefiloxéricas, de escasa producción, 12 meses en barrica. Y por último el hermano menor Abdón Segovia Joven Roble, 4 meses en barrica en la que combina toda su finura y potencia.

viernes, 21 de enero de 2011

Adega Ponte da Boga dando vida a los bancales olvidados

En la pintoresca localidad de Castro Caldelas, Ourense, donde el río Sil rodeado de castaños y viñedos es el protagonista se encuentra una de las bodegas centenarias de la Ribeira Sacra Adega Ponte da Boga que hace unos años atrás fue adquirida por sus actuales propietarios, un grupo empresarial gallego apasionado por el vino que inició un período de recuperación de los viñedos y de renovación tanto tecnológica como de expansión comercial.


Para este ambicioso proyecto vinícola Ponte da Boga cuenta con un equipo de lujo, el resonsable del viñedo Eloi Novoa Pardo, el director técnico Rubén Pérez Añón y el enólogo el Doctor Dominique Roujou de Boubée quién me explicó su filosofía que es muy clara y se pone en marcha desde la viña, controlando cuidadosamente sus más de 20 héctareas de viñedo procedentes de diferentes subzonas de la ribeira sacra extrayendo lo mejor de cada zona para hacer un vino noble y equilibrado respetando las características originarias de cada variedad dejando expresar la naturaleza en cada vino.



Siguiendo con su fiel filosofía de que el vino se hace en el viñedo y que el hombre sólo puede echar una mano, Dominique y su equipo empezaron en el año 2007 un hermoso romance con la recuperación de los bancales olvidados donde se encontrarían con la finura de la merenzao, la expresión de la sausón o la escasa y casi desconocida brancellao sin olvidarnos de la blanca godello que es capaz de elaborar vinos intensos que impresionan al paladar y por último la reina de la Ribeira Sacra la mencía por su sensación a frescura que recuerda a la riqueza de los valles gallegos.


Dominique me explica la minuciosa labor que llevan a cabo día a día desde controlar los rendimiento de la cepa hasta los exhaustivos controles de maduración cuando se acerca la vendimia, por no hablar de la tan difícil recolección de la uva en laderas que en muchas ocasiones es casi imposible de acceder. Y luego el traslado de la uva en camiones refrigerados, la clasificación de la uva por parcelas para luego comenzar el proceso de fermentación y crianza creando de este modo vinos que transmiten el sabor de miles de años de herencia de viticultura gallega.

Adega Ponte da Boga elabora y comercializa los siguentes vinos "Ponte da Boga Blanco de Blancos" y "Ponte da Boga mencía" éstos con un máximo respeto por el terruño. Y también fruto de los bancales olvidados con una pequeña producción dan vida a ésta excelente gama de vinos que son"Capricho de merenzao", "Alaís mencía" y con el mismo nombre "Bancales Olvidados", éste último dedicado a los viticultores de la zona por el gran esfuerzo que hacen por recuperar las cepas perdidas pero de gran potencial para elaborar vinos finos y elegantes.

miércoles, 19 de enero de 2011

Eloi Lorenzo un Ribeiro que mira hacia el futuro

La bodega Eloi Lorenzo está situada en la localidad de Arnoia, Ourense, más concretamente en el valle de San Vicente. Este pequeño valle es conocido porque en sus laderas se encuentran las viñas de los más afamados Ribeiros.


Nace de la mano del viticultor Javier Monsalve Álvarez que es quien dirige esta pequeña bodega familiar que comenzó su andadura en el año 2007 con un gran sueño de elaborar un vino blanco del ribeiro que sea distintivo y personal.



Eloi Lorenzo es fiel a la filosofía de la intervención mínima, pero con una atención constante en el viñedo. Sus uvas se cultivan en gran medida evitando el uso de herbicidas y pesticidas.
Las variedades que se cultivan para elaborar Eloi Lorenzo son treixadura, Lado, Loureiro y Torrontés. Cada variedad es vinificada por separado, la fermentación es espontánea con levaduras autóctonas y crianza sobre lías durante 3 meses que confieren al vino grandes dosis de frutas (melocotón, mango, nispero y heno) con un fondo de frutos secos. En boca es muy armonioso con una acidez delicada, retrogusto largo y apetitoso.